Daniel Sueiro

IMG_3256

Daniel Sueiro nació en Ribasar, A Coruña, en 1931. Allí, su padre ejercía de maestro y fue donde pasó su infancia.

A los diecinueve años se trasladó a Santiago, donde empezó la carrera de Derecho, y por aquel entonces conoció a la que sería su futura mujer, María Cruz Seoane, cuando ella veraneaba con su familia en la ría de Betanzos y él participaba en un campamento del SEU (Sindicato Español Universitario). Sin embargo, el Derecho no parecía terminar de entusiasmarle, y sin haber terminado la carrera, se marchó a Madrid, donde se inició en el arte de escribir y estudió Periodismo en la Escuela Oficial.

«Cuando conocí a Daniel se disponía muy desganadamente a estudiar Derecho y le tiraban por igual el lápiz de dibujar y la pluma de escribir. Poco después vino a Madrid, y pronto abandonó el Derecho y el dibujo por el periodismo y la literatura».

María Cruz Seoane, «Nota previa», Cuentos Completos (Alianza, 1988)

Su frustrante colaboración periodística en los diarios Arriba y Pueblo lo llevó a escribir varios libros de reportaje como El arte de matar (1968), Los verdugos españoles (1972), La pena de muerte: ceremonial, historia, procedimientos (1974) o La verdadera historia del Valle de los Caídos (1976), una nueva forma de periodismo que Sueiro utilizó para denunciar los crímenes del régimen franquista.

En su obra literaria, de fondo siempre social e inconformista en las formas, se trasluce su permanente compromiso con aquellas personas alienadas de la sociedad: los marginados, los desventurados, los perdedores, en definitiva, las «vidas poco heroicas». A pesar de la censura a la que tuvo que hacer frente, Sueiro destaca por sus daniel sueiro 3487libros de relatos, como La rebusca y otras desgracias (1958) o Los conspiradores (1964), que le valió el Premio Nacional de Literatura en 1960. Sus novelas no fueron menos importantes: La criba (1961) Estos son tus hermanos (1965) o Corte de corteza (1969), con la que ganó el Premio Alfaguara de Novela en el mismo año de su publicación, son algunas de ellas. 

«Sueiro contaba historias, contaba historias precisas, historias de cosas de la vida, pintadas siempre con una sombra melancólica y realista; a veces, con una lejana sonrisa mordaz».

Felipe Mellizo

Además de periodista y escritor, Sueiro también fue guionista, y colaboró en diferentes proyectos cinematográficos con algunos de los directores más importantes del cine español: Los golfos (1959), de Carlos Saura; Los farsantes (1963), de Mario Camus —basada en su novela corta La carpa—; y El puente (1976), de Juan Antonio Bardem —basada en Solo de moto, otra de sus novelas cortas—. Además, el documental Queridísimos verdugos (1977), de Basilio Martín Patino, se inspira en Los verdugos españoles (1972).

Su temprana muerte (Madrid, 1986) le dejó poco tiempo para deshacerse de los prejuicios de la España postfranquista, hastiada ya del realismo social y, por ello, su literatura no ha logrado ocupar el lugar que merece en la historia de la narrativa reciente.

Si queréis conocer un poquito más a Daniel y su manera de enfrentarse a la literatura y al mundo, no dejéis de leer este pequeño texto (incluido en los Apéndices de nuestro libro) titulado Autorretrato, que él mismo escribió con su característico sentido del humor e ironía. 

IMG_3315