Hablar de lo que no se puede hablar: Sueiro y la censura

La libertad de expresión es un derecho fundamental de los seres humanos. El artículo 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos establece que:

«Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión».

Censura
CC BY 3.0 / Jennifer Moo / 366 – 350: You can’t shut me up

Teniendo en cuenta la importancia de ese derecho, el 3 de mayo se celebra el Día Mundial de la Libertad de Prensa y consideramos que esta fecha es una excelente oportunidad para recordar cómo se enfrentó nuestro autor a la privación de este derecho durante la dictadura franquista.

Como se ha mencionado anteriormente, Daniel Sueiro vivió en una época en la que el gobierno controlaba todo tipo de información y limitaba la expresión de aquellas ideologías contrarias al régimen. Esto generó resentimientos y frustraciones tanto a él como a muchos otros profesionales del periodismo, condenados a callar y a mentir. Entre otras cosas, este periodo de la historia española se caracterizó por la marginación del escritor libre e independiente, y de los medios de comunicación de masas, y por la ausencia de una verdadera información completa y objetiva. Tal como lo menciona el propio Sueiro en el prólogo de la edición española de Estos son tus hermanos (Zero, 1977), esto ocasionó que muchos escritores se abocaran a «la titánica tarea y acaso inútil pretensión de cubrir con sus libros algunos de los vacíos que dejaban esos medios de masiva confusión, a suplir con sus relatos determinadas faltas de información, a revelar con su pluma hechos que normalmente debían de ser de sobra conocidos por todos y justamente enmendados por la misma naturaleza de las cosas».

Esta situación lo marcó profundamente y fue la razón por la cual alrededor de 1960 su trabajo en la literatura era también un trabajo moral. En más de una ocasión Sueiro mencionó su intención de utilizar la literatura como arma o como medio para denunciar lo que ocurría en la sociedad de ese entonces; buscaba con sus novelas y relatos hablar de temas sociales que no se abordaban de ninguna otra manera. Sentía en especial un compromiso moral con los oprimidos, los marginados, los solitarios y los perdedores: «material humano» con el que solía construir sus historias y que están presentes en todas sus novelas cortas.

«…lo que todos o casi todos los novelistas [españoles] hemos hecho fue elegir para ser tratados en nuestras novelas temas, hechos, vidas, personas, desgracias, miserias, injusticias en fin que en ocasiones no deberían de ser tratados en las páginas de los periódicos, pero que no lo eran, o mejor, que ni siquiera deberían tener lugar ni ocurrir en un país civilizado, pero que ocurrían y ocurren».

Sin embargo, esta situación también provocó que en muchas ocasiones la censura prohibiera la publicación de ciertas novelas. En algunos casos, cuando esto sucedía, otros países pedían editarla y promocionarla como un libro prohibido por la censura española.

Estos son tus hermanos

Un ejemplo de esta censura fue la prohibición de la novela de Sueiro Estos son tus hermanos, la cual finalmente tuvo que ser publicada en México en 1965.La razón de su censura fue el tema que abordaba: el regreso del exilio a finales de los cincuenta de los españoles republicanos y vencidos con la esperanza de poder empezar de cero pero que, sin embargo, se encontraban que no todo había sido olvidado. Los censores argumentaban que dicha novela atentaba contra la convivencia de los españoles y que por eso no podían permitir su publicación.  Incluso, como menciona Fernando Valls en su prólogo a la reedición de Los conspiradores (Menoscuarto, 2005), Mario Camús y Carlos Saura hicieron un guion de esta narración que no pudo rodarse porque también lo prohibió la censura. No fue sino hasta 1977, una vez terminado el periodo franquista, que la novela por fin se pudo editar en España. 

Aunque la censura de esta novela fue probablemente la más notable, no fue la única vez que Sueiro tuvo que enfrentarse a la censura. Años antes ya había tenido problemas para publicar su libro de cuentos Los conspiradores, a pesar de que fue ganador del Premio Nacional de Literatura en 1959. El autor tuvo que esperar cinco años para verlo publicado finalmente por la editorial Taurus en 1964, aunque el contenido del libro ya no era el mismo. Asimismo, en Novelas cortas incluimos «Fuego aparte», la cual, aunque le valió a Sueiro el Premio Nacional del SEU de novela corta en 1958 con el nombre de «La herencia» no había sido publicada hasta ahora. A pesar de que no lo sabemos a ciencia cierta, creemos que la razón de esto fue también la censura puesto que es un texto tremendista que habla de la gran pobreza material y moral que existía en las zonas rurales de la España de aquella época.

A través de los escritos de Sueiro, podemos conocer un poco acerca de la miseria y dificultades que no aparecían ni se mencionaban en los medios de comunicación de aquel entonces. A pesar de la censura, Daniel Sueiro fue un escritor comprometido con la libertad y con su pluma e ingenio denunció el régimen autoritario en el que vivió.

En síntesis, leer al autor es recordar que la libertad de expresión es un derecho por el cual se debe luchar hoy y siempre.

Bárbara Rojas

Un comentario en “Hablar de lo que no se puede hablar: Sueiro y la censura

  1. Pingback: El arte de sobrevivir – Novelas cortas de Daniel Sueiro

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s